3 cosas que no pueden faltar en navidad

19:09


Foto de Vicky Brock

Hablando con Sebastián Schapiro, en una entrevista para su programa de radio, él me preguntaba si la navidad todavía significaba paz y amor, o nos quedamos con el consumismo.
¿Paz y amor o estrés y consumismo?  La respuesta está en cada uno de nosotros. ¿De qué manera planeás vivir estas fiestas? Escribí un artículo sobre esto en entremujeres.com (pueden leerlo primero si gustan).

Dar.
Muchas veces regalamos por obligación, o recibimos regalos que no nos gustan. Tenemos que entender que dar un objeto a otra persona no es lo mismo que hacerla feliz. Un objeto es sólo una cosa. Cosa ≠ afecto.

El mejor regalo no puede ser comprado, y es nuestro tiempo. Así que en vez de regalar floreros de mal gusto y remeras varias tallas más grandes, regalemos tiempo para estar con los que amamos. Para escribir una carta a los amigos que están lejos, tiempo para estar con los niños cocinando galletas, tiempo para ayudar a la abuela a hacer sus compras, tiempo para demostrar amor. Y si es necesario hacer un regalo material tomémonos tiempo para saber qué necesita la otra persona que nosotros podamos darle.

Gastar Menos.
El mercado de navidad gana billones. Bueno, cientos de billones. Imagináte que parte de esos billones en vez de gastarse en regalos se destinaran a abastecer los hogares de niños. A ayudar a adolescentes carenciados a ir a la escuela. A dar agua potable y corriente en los pueblos alejados del norte. Sin ir más lejos, podríamos dar techo a muchas familias desechas por la crisis económica.

No vamos a resolver los problemas de todo el mundo y no es necesario que vendas tu árbol de navidad! Simplemente comprá menos regalos. Y doná el dinero restante. Ayudá a alguien que lo necesita. Ese es el espiritu de la navidad.

Agradecer.
Esta es la época en que debemos poner a un lado nuestras preocupaciones y ser agradecidos por las cosas buenas que Dios nos dio durante el año. Y celebrar su regalo para nosotros, su propio hijo Jesús. Ya sea que asistamos a la Iglesia el 24 a la noche, o lo hagamos en casa leyendo la historia de navidad.

También, agradezcamos a los que tenemos a nuestro lado por acompañarnos, por sus buenas cualidades, por estar cuando los necesitamos. Sé agradecido y demostrálo amando más.

Si te interesa saber formas prácticas de tener una navidad con más significado, podés leer el artículo 10 ideas para una navidad diferente.

También puede interesate

Subscribe